Homilía de Fr. Baltasar Hendriks, OP, en el Monasterio de Dominicas de Orihuela (Alicante)

29 de octubre de 2009
0 comentarios

Homilía durante la Eucaristía en honor de Santo Domingo de Guzmán,  9 de agosto de 2009. Monasterio de Dominicas. Orihuela (Alicante).

1. Es una pena que Sto.,Domingo no dejara ningún libro, ni escribiera articulo alguno en una revista. Pero lo que si, nos dejó, es una vida profundamente enraizada en su relación intima con Dios y en su afán insaciable de compartir lo contemplado.

Lo que, por lo menos a mí, y seguramente a muchas otras personas, me ha fascinado y me ha convencido para optar por la Orden de este «Hombre de Iglesia» , ha sido precisamente su vida concreta. Sus palabras, frases y gestos recordados por los testigos en el proceso de la canonización daban a conocer sobre su persona el carisma de autenticidad única y de una autoridad fraterna y atractiva.

2. Santo Domingo tuvo una mirada netamente contemplativa a aquelloa que otros o no miraban, o, si lo hicieron, era con cierto aire de desprecio, indiferencia como si fueran meramente objetos y no como personas humanas que merecen todo respeto y atención adecuada.

Es la misma actitud de Jesús que dentro del bullicio y del ruido de la calle supo escuchar y dar atención concreta a aquella mujer pecadora, a Zaqueo en el arbol, y a un ciego por el camino.

La mirada de Jesús era una mirada contemplativa llena de compasión y de misericordia. Y sólo el acercarse Jesús a aquellos despreciados, con su simple gesto y pocas palabras, era suficiente para perdonar, sanar, rehabilitar y recuperar la dignidad humana.

3. Esta mirada contemplativa de Domingo no hizo de Domingo un ensimismado orante. Domingo querría compartir lo que él habia vivido y experimentado. Igual que Jesús ,Domingo se acercaba a los pobres.No huía del pueblo. Sólo de vez en cuando , igual que Jesús, se apartaba, se retiraba para orar a un lugar solitario. Así Domingo predicaba ante todo por su testimonio de vida en Dios y de una práctica conscienzuda de su Misericordia.

4. La Predicación de Domingo era siempre positiva. Su modo de predicar suscitaba consuelo, esperanza. No se conoce de Domingo una predicación moralizante ni pesimista y de solo quejarse de la Iglesia. Ciertamente Domingo no estaba en todo de acuerdo con la jerarquía, ni con la vida de la Iglesia de su tiempo, pero no huía de ellos., ni tampoco de los adversarios-teólogos de los Cátaros y los Albiguenses, sino se acercó donde ellos en un contacto personal y respetuoso con tal efecto que Domingo se hizo amigo de ellos, así como también de los herejes de su tiempo. Y logró hasta ganar las disputas. Con ésta actitud transparente y constante Domingo logró la Aprobación–Confirmación de su Orden de Predicadores.

5. ¿Cuál o qué sería la GRACIA que Domingo predicaba? La Gracia que Domingo predicaba no era algo sino ALGUIEN. ¡Era Jesús! ¿Cuál Jesús?

El JESÚS como VERBO, como PALABRA DE DIOS HECHA CARNE ! No una gracia mayormente intelectual o espiritual, sino una gracia hecha carne como misericordia concreta con gente concreta que sufría necesidad concreta. Era como su preocupación prioritaria. No hay otra frase de oración más conocida de Ntro.Padre que ésta : SEÑOR, TEN MISERICORDIA. ¿QUÉ SERÁ DE LOS PECADORES?

La predicación de Domingo brotaba de una mirada contemplativa que se hizo oración y acción concretas. En Domingo la contemplación fomentada en el estudio de la palabra de Dios (Lectio Divina), la oración y la predicación eran tres aspectos o dimensiones de una misma experiencia diríamos mística del mismo Verbo Encarnado. Era como una síntesis que marcaba su espiritualidad tan particular. Santo Domingo era un hombre de SÍNTESIS.

En ésta práctica de Domingo como « Predicador de la Gracia » los testigos en la canonización han podido observar además cuatro actitudes concretas que detectaban lo espectacular de su misión de predicador. Éstas actitudes eran:

     1. predicación desde una abundancia de oración contemplativa: LA GRACIA DE LA CONTEMPLACIÓN.
     2. predicación desde y como comunidad: LA GRACIA DE LA VIDA COMÚN
     3. espíritu de pobreza evangélica (desprendimiento de todo…) : LA GRACIA DE LA POBREZA EVANGELICA.
     4. La práctica de la itinerancia: LA GRACIA DE LA ITINERANCIA.

FINALMENTE:

Es más que lógico que en ésta descripción de Domingo como Predicador de la Gracia cabe señalar su devoción particular a MARIA como la primera predicadora de la Gracia. Maria es la que pudo procrear a Jesús como la Gracia encarnada del Padre. ¿Acaso no es María la que nos hizo conocer a ésta Gracia de Dios? ¿No es ella la que nos inspiró y nos enseñó amar y seguir a Jesús? ¿No es ella la que salió anunciando con su Magnificat a un Dios que es todo Providencia y Misericordia? ¿No es ella la que en Caná señaló no solo la presencia sorprendente de Jesús, sino también su msiericordia efectiva al convertir el agua en vino?

Con razón, pues, toda la Familia Dominicana venera a María como el modelo y la inspiración de una PREDICACIÓN DE LA GRACIA.


OREMOS :
SANTO DOMINGO, PADRE NUESTRO, Gracias por haber sido un Predicador de Gracia. Enséñanos a predicar a Cristo como Gracia humanizada del Padre y haz de todos nosotros convincentes y fervorosos predicadores de la Gracia. ¡AMEN!

FR. BALTASAR HENDRIKS o.p.


0 comentarios




Comparte tu opinión:

Nombre:


Comentario:


Enviar
Categorías


Vídeos

ver más vídeos


Twitter


Jubileo Internacional

Acceder a la página web internacional dle Jubileo Dominicano

Página Internacional del Jubileo



Archivo
2017
      Enero
2016
      Diciembre
      Noviembre
      Octubre
      Septiembre
      Agosto
      Julio
      Junio
      Mayo
      Abril
      Marzo
      Febrero
      Enero
2015
      Diciembre
      Noviembre
      Octubre
      Septiembre
      Julio
      Junio
      Abril
      Marzo
      Febrero
2014
      Diciembre
      Octubre
      Septiembre
      Junio
      Marzo
      Febrero
2013
      Octubre
      Agosto
2012
      Diciembre
      Octubre
      Septiembre
      Junio
      Febrero
2011
      Septiembre
      Enero
2010
      Diciembre
      Mayo
      Abril
      Marzo
      Enero
2009
      Noviembre
      Octubre